Qué pócima tomas?


Quiero contarte que desde mi niñez, las plantas medicinales o “yuyitos” como les decimos acá en argentina, forman parte del ritual para calmar un dolor de panza, para relajar de un día con mucho movimiento físico-energético, un medio para invitar a una charla y tantas otros rituales que se entrelazan alrededor de un “tecito de yuyos”

El año pasado tuve la dicha de conectarme con las plantas desde el punto de vista más científico, conocer sus secretos ancestrales y de registrar en forma experimental a través de consumir plantas medicinales, que llegaron para quedarse el resto de mi vida.

Algo importante que aprendí en este proceso, es que las plantas pueden acompañarme en procesos depurativos para equilibrar mi salud y no desde una visión alopática (como la que relaté al principio de este post) me tomo un “tecito” para buscar una solución inmediata a un síntoma que me está alertando de un desequilibrio. Creo que esto último fue el aprendizaje más importante.

Entre ellos, te puedo contar mi experiencia

con el llantén; que me hizo respetar mi energía disponible, los momentos del descanso, la paciencia por los ciclos y la amorosidad para tomar decisiones de auto respeto.

Otra plantita que amo es la carqueja, su sabor amargo que al principio te atraviesa, pero sus beneficios son inmensos, su energía me enseño a elegir que formaría parte de la energía de mi cuerpo físico- energético y hacer más respetuosa con todo aquello que selecciono para alimentar mi cuerpo.

Otra plantita que adoro es la Bardana, es mi elegida de cabecera para trabajar la fitomedicina para la piel.

Este es el inicio de este camino de conexión con las plantas medicinales y quiero contarte que hoy forma parte de mi trabajo integral en el acompañamiento que hago en el cuidado de la piel. Desde una visión de la Cosmetología Holística 💖 Integrativa

Contame un poco de vos! De tu conexión con las plantas? Cómo te relacionas con ellas? Te leo👇💖

48 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo